Entradas al blog
Comentarios Recientes
 

Relatos de luz y oscuridad II

Relatos de luz y oscuridad II

Era una noche fría, húmeda, como suele ser a finales de febrero, y allí estábamos nosotros, un pequeño grupo decidido a explorar el abandonado hospital psiquiátrico infantil de Cheste. Un lugar oscuro, que esconde mil historias en sus paredes, y que en la actualidad sólo acumula escombros y naturaleza. Con prácticamente toda la estructura en pie, uno de los puntos que llama mucho la atención, es que gran parte del edificio, por el interior, está quemado, con las paredes completamente negras, borrando todas las marcas del paso del tiempo . Y allí estábamos nosotros, dispuestos a hacer alguna fotografía de light painting, con un escenario único, y un cosplay inmejorable, enfermera de videojuego Silent Hill.

modelo @suka_phoenix

Estas localizaciones siempre llevan alguna sorpresa, que en mayor o menor medida, no dejan indiferente, como por ejemplo, encontrar una habitación muy pequeña, que todavía conserva las protecciones en las paredes, y que en medio, hay un par de bolsas de basura , atadas con cinta americana, haciendo la forma de un cadáver. Lo primero que hacemos, pegar un golpe con el pie, para ver que realmente son piedras, que alguien lo ha utilizado previamente para atrezzo o similar, y al ser afirmativa la respuesta, simplemente lo movemos para que también aparezca en la fotografía (pequeños regalos que nos hace la localización).

modelo @suka_phoenix

Una vez ya tenemos las fotografías de esta zona, seguimos explorando, buscando un elemento distintivo por alguna de las habitaciones, y una vez más, el hospital nos sorprende, un grafiti de pared completa, un poco deteriorado, pero todavía en un estado aceptable para ser fotografiado. En esta ocasión, la idea principal era iluminar a la modelo sentada en la ventana, y al lado, el grafiti con la ayuda del lápiz freehand, con un color frío, y el parasol redondo para esta herramienta, dando un efecto de relieve, y destacando una obra dentro de la fotografía. En el momento de empezar esta imagen, todo listo, cámara encuadrada, segunda cámara disparando un timelapse … y de repente, los tres, empezamos a notar olor de comida, como si alguien estuviera cocinando, concretamente de cazuela de lentejas. Un olor muy intenso, que inundó todos los pasillos de la zona. En ese momento, yo quería terminar la fotografía, y el resto se querían marchar, así que después de hacer la fotografía que ya casi estaba, y dar una pequeña vuelta por los pasillos contiguos a la sala donde estábamos, recogimos todos los utensilios y nos fuimos.

modelo @suka_phoenix

No sabemos exactamente de dónde venía ese olor, pero los tres coincidimos con el mismo. Fue un momento muy grande de sugestión, aunque no pasó nada, todos nos fuimos con una sensación extraña. Recordad que siempre es mejor ir acompañados a los lugares abandonados, siempre puede pasar algo inesperado …

 

Nos vemos en la oscuridad!

No Comments

Post A Comment